Tirar a lobos en batidas de jabalí difumina los semblantes

Mario Quevedo, en Cantabricus

Al menos eso parece desprenderse de una noticia publicada en medios asturianos: “Matan dos lobos dentro de una batida de jabalíes“, titulan, acompañando el texto por una imagen de los especímenes. Dicha imagen (animo a usar el enlace previo) no aportaría novedad alguna de no ser porque las caras de los individuos implicados aparecen pixeladas.

Ya sé que esto de pixelar caretos no es particularmente nuevo en la prensa digital actual. No obstante, el que suscribe no lo había visto en el contexto de una batida de caza. La prensa regional sigue produciendo – creo que los domingos – páginas cubiertas de individuos que posan satisfechos para la foto, sin difuminar su presencia en los lances cinegéticos. Cierto es que satisfechos igual estaban también esos que en Teverga sujetan los cadáveres de los lobos, pero no termino de ver el enfoque de posar para una foto para difuminarte después.

¿Será que el lance no era cinegético? Los lobos en Asturias no lo son.

Simultáneamente leía en prensa al Vice-Consejero astur del ramo – Benigno Fernández Fano – cargando otra vez contra “los ecologistas”, que son unos pesaos que no quieren llegar a acuerdos. Parece que se enfada el Vice-Consejero porque no guste esto de matar lobos porque su gobierno lo decide. Y sabemos que se enfada porque los Vice-Consejeros salen en prensa fácil.

Una interpretación posible de sus palabras, diría que la perseguida, es que los ecologistas son malos; fuinos. Me pregunto no obstante como de acólito hay que ser del partido de dicho alto cargo para tragarse semejante manipulación.

No creo polémico afirmar que los ciudadanos no tenemos por qué acordar nada con los que gobiernan, mal o bien. Al menos no en los vacíos de participación entre convocatorias electorales. Sin consultarlo con ecologista alguno, tiendo a pensar que los ciudadanos y las ONG que los agrupan expresan su opinión libremente, mientras que los gobiernos toman las decisiones políticas que creen convenientes. Las toman, y se las quedan, apechugando con lo que opinemos sobre esas decisiones. Cobran dinero público para decidir, sí, y para apechugar, también. Así, si el PSOE en Asturias decide que en batidas a una especie cinegética se puede matar otra especie que no lo es, sin trabajar los trámites parlamentarios necesarios, tendrá que asumir que pierde unos votos mientras busca ganar otros. Pierde cuando menos los votos de los que consideramos que los gobiernos no deben buscar agujeros normativos para deslizar decisiones políticas.

Me olvidaba del pixelado; difuminar es lo que tiene. El caso es que me sigo preguntando por qué los medios de comunicación astures han decidido sustraer los rostros de los participantes en la batida de Teverga, esa en la que a pesar de salir a jabalís mataron lobos. Quizás no compartan con Fernández Fano la idea de que todo está claro.

Termino preguntándome qué impulso llevará a alguien que se dice cazador a tirarle a una especie no cinegética. Qué ganas de meterse en jardines, y de hacerle el trabajo sucio al que luego no sale pixelado en prensa.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.