A ver si llega ya el desarrollo rural

Por Mario Quevedo, en Cantabricus

No termino de alcanzar una frecuencia decente en el blog, y no será porque falten temas sobre los que dar opiniones no solicitadas.

Creo que la circunstancia parte de que me gusta bastante más divulgar que criticar, construir información que de-construirla (derribarla está fuera del alcance). Pero las entradas constructivas, con sus referencias y enlaces, son mi equivalente a estudiar, y me cuestan mucho más esfuerzo y concentración. Así que hoy voy a tirar de la prensa y del poder municipal para rajar fácil.

Se abre el telón y entra el Parque Nacional de los Picos de Europa. Entra a continuación un alcalde, seguido por un medio de comunicación regional. En el decorado, la ganadería y el lobo, especie representante en la Tierra de esa figura transversal a toda falta de cultura: el Maligno.

¿Qué esperabas, algo muy novedoso? No, también es finales de Julio para mí. Así que sólo la vieja murga. Empezamos: parece que le preguntan al Alcalde cuanto debe el municipio, a lo que responde siempre según lo reflejado por la Cronista:

Más o menos está en 1.575.000 euros. La rebajamos bastante de lo que encontramos y ahora estamos pagando un crédito.

En estos tiempos es inevitable comparar esa cifra con 3x el salario mínimo interprofesional, una referencia como otra cualquiera. Siguiendo un poco la entrevista, que no es larga ni compleja, le pregunta la Cronista al Regidor por los beneficios que aporta al municipio formar parte del mencionado parque nacional:

Tiene una marca que vende, que es muy conocida y que atrae a mucha gente.

No estoy seleccionando partes de la respuesta; va completa y tienes el original en el enlace de arriba. “¿Y perjuicios?”, se lee la siguiente pregunta, ante la que el Regidor parece dejar de lado el tono lacónico:

Las limitaciones. Sobre todo con la problemática del lobo porque no puede haber caza a no ser que sean controles poblacionales. Se está viendo que se está haciendo mucho daño al ganado y va llegar un momento que tendrán que valorar y decidir si quieren ganadería o lobos, una de dos. Nosotros, como concejo ganadero lo tenemos claro, el lobo sobra. Han pasado de los Picos al Cuera, así que dentro de poco los tendremos en la playa.

Al leerlo reconozco que pensé “ahora le preguntará como cuadra eso del espacio protegido y la marca turística con la concepción trampera de la existencia”. O algo así, pensé. No; la entrevista continua con más preguntas pero sin cuestiones. La última destacable, a continuación de la anterior, lleva al responsable público a relatar que quiere volver a formar parte de una tal “Asociación de Municipios con Territorio en Parques Nacionales”, porque a través de ella “se consiguió que volviesen las ayudas de parques y además es un medio de presión directa”.

Si quieres poesía vete a una biblioteca, peludo, radical.

Por mi parte creo imprescindible que los gurús del desarrollo rural se pongan manos a la obra – ya sea en una tertulia, en fartura auspiciada por la prensa local, o en una Dirección General – a ver si consiguen ya de una vez que se desarrolle algo. A poder ser, desarrollar antes de que personajes como los aquí tratados se pongan a abordar asuntos realmente profundos. Sanidad. Educación. La deuda local. No sé.

En Asturias tenemos ahora hasta una Consejería dedicada al asunto. Es inminente notar la mejoría.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a A ver si llega ya el desarrollo rural

  1. Celtania dijo:

    Los que están haciendo desarrollo local, siguen pautas de gente que no es de ahí, con lo que se consigue en la mayoría de los casos, no es hacer una economía endógena, sino parques temáticos y muy turisticos, donde se pase mucha risa (si el lobo es de cartón mejor, así no rompes el relax tan merecido) y donde los pueblos y sus gentes sean como belenes a tamaño natural. Muy entrañable todo y muy poco útil para que se desarrolle nada y se asiente población que genere economía en el entorno.

    • No sé si siempre será un problema de locales vs. lejanos. Lo que casi siempre me parece es que se usa con mucha ligereza. Diría que el ‘desarrollo rural’ no es diferente de cualquier otro objetivo: para que no sea una mera coletilla de propaganda, requiere al menos 1) definición de desarrollo que permita conocer sí los implicados (los que lo recibirían y los que lo financiarían) realmente lo comparten; 2) en función de la definición anterior, métodos concretos que permitan medir tal desarrollo, para así evaluar y corregir si hace falta las medidas puestas en marcha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s