Parques de papel

En Biología de la Conservación se utiliza el término parques de papel / paper parks para denominar a aquellos espacios protegidos que en la práctica no son manejados como tales, fallando en su objetivo mas importante: la conservación de la biodiversidad [1]. Parques solamente nominales.

Una búsqueda en Internet del término ofrece numerosos resultados. En principio, la mayoría de esos parques de papel están en los países menos desarrollados, con menos medios, precisamente aquellos a los que se les pide mayor esfuerzo; pero no sólo.

Me acordaba estos días del término al leer en los medios y oír “a través de la parra” las propuestas y actividades de gestión de la Administración ambiental asturiana: batidas a los lobos del Parque Nacional de Picos de Europa.

¿Se podría decir que algunos espacios protegidos españoles son de papel?

Comparado con “los países de nuestro entorno”, yo diría que sí. Al menos a nivel de parques nacionales. Yellowstone (USA), Oulanka (Finlandia), Sarek (Suecia)… Cuéntales tú que las vacas – contadas además por miles- pastan en el Parque Nacional, que las vueltas ciclistas llegan a los puertos con toda la parafernalia, que la conservación de la biodiversidad se refiere sólo a las especies que no dan el coñazo al paisanaje, que eso de que la Guardería guarde y denuncie es mala idea. Cuéntalo tú, que a mi me da mucha pena.
Forest's Rebirth

Es verdad que tengo un sesgo: no conozco casi nada de espacios protegidos en los llamados “países en desarrollo”, y supongo que algunos afrontarán amenazas y batallas muy duras, mereciendo más lo de paper parks. Pero no nos engañemos, algunas de esas amenazas no las afrontamos aquí porque se ejecutaron antes de que existiera conciencia de conservación, no porque la mentalidad sea mucho más conservacionista.Y eso se nota.

¿Qué me paso? Tomad por ejemplo la deforestación, término asociado con la Cuenca del Amazonas. Preguntad cuál es la cobertura potencial del bosque en la Cordillera Cantábrica; y preguntad después cuál es la cobertura actual [e.g., 2]. Sí, algo así como 60% de deforestación. O si lo vuestro son son los vertebrados, decidles a los chicos de la India que protejan ellos a sus grandes carnívoros, pero que tú no puedes proteger los tuyos, que estás desarrollado.

¿Espacios protegidos? ¿Sostenibilidad? No se yo…

Referencias

  1. Bonham CA et al. 2008. Protecting imperiled “paper parks”: potential lessons from the Sierra Chinajá, Guatemala. Biodiversity and Conservation, 17. Al escribir esta entrada el pdf del artículo completo estaba disponible en Internet.
  2. García D et al. 2005. Fragmentation patterns and protection of montane forest in the Cantabrian range (NW Spain). Forest Ecology and Management, 208; Díaz TE y Vázquez A. 2004. Guía de los bosques de Asturias. Trea.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s