De periodismo y medio ambiente

Tiendo a pensar que la labor periodística ha de ser reflejar realidades objetivas1. Sin embargo, últimamente, se me hace difícil la tarea. En el caso de los grandes temas de actualidad, tiene uno que leer cuatro diarios, tres blogs, y hacer la media. En el caso de los temas “menores” como el medio ambiente, confórmate con que salga algo de vez en cuando.

¿Conformarse con algo como lo publicado por el Diario de León?

¿Por qué no? Si está todo ahí; si uno desbroza la noticia un poco, se percibe nítida la información. Lo intento demostrar a continuación (entre comillas, citas textuales de la noticia).

Se lee que un colectivo de trabajadores se encuentra en una mala situación porque su empresa presenta un ERE “el pasado sábado ante la paralización de la explotación en cumplimiento del auto que acepta la solicitud de medidas cautelares solicitadas por los colectivos Filón Verde y Montañas de Babia y Luna”.

Soy biólogo, y de leyes sólo se que a los ciudadanos nos toca cumplirlas; así y todo, “cumplimiento de un auto” me suena a que una autoridad judicial ha tenido que intervenir, eso si con cautela. Insisto en que no se de leyes, pero creo que no basta con que esta o aquella asociación proteste para que un juez intervenga. Suele hacer falta -cuando menos- que haya indicios de alguna infracción de la legislación vigente.

¿Quién dicta la legislación? ¿El urogallo, Filón Verde? No creo. Aunque quizá esté yo equivocado.  Tomemos ahora un momento para repasar esa parte casi trivial de una noticia, el título: “Sin trabajo por el urogallo“, dice la pieza.
¿Pero, no quedamos en que parece haber un juez de por medio? ¿No era dudoso que los urogallos redactasen, aprobasen y aplicasen leyes?¿No son esas tareas propias de los poderes legislativo y judicial?
Si, si, hombre eso es lo que se destila de la noticia, está claro.

¿O no? Umm, a lo mejor la noticia quiere decir que si no existieran esas u otras ONGs ambientales, la explotación a cielo abierto2 persistiría en su actividad, a pesar de la Ley 4/1989 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre, o de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, o del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, o de la Directiva Habitats de la UE.

También está claro en la noticia que los políticos de la zona lo tienen todo controlado, faltaría más, para asegurar el desarrollo -siempre sostenible- de su comarca. Ya lo dice la alcaldesa de Cabrillanes, quién según la noticia “señaló que se debería compaginar la defensa de los valores medioambientales con el empleo de la zona”. Esta parte de la noticia si que la veo un poquitín más floja, al no elaborar cómo piensa la regidora compaginar los cielos abiertos2 con los valores medioambientales. Porque conocer a alguien capaz de hacer eso sí que sería una noticia con mayúsculas. Bueno, igual sale en la edición del Domingo, ampliado y a todo color.

Se puede extraer más información de la noticia si uno perfora lo suficiente, a cielo abierto o en pozo; no obstante, lo voy a dejar aquí que ya es suficientemente triste.

No creo que las gentes de Filón Verde, capaces de ponerse delante de los poderes fácticos de las localidades en las que viven, exponiéndose a insultos y amenazas abiertas y encubiertas, hubieran tenido problema alguno para presentar estos argumentos u otros mejores ante el redactor de la noticia. ¿Será quizás que éste no ha preguntado?¿Estará por tanto completa la noticia?

¿Periodismo? Dudo que esa noticia del Diario de León le proporcione a su autor el reconocimiento profesional.

1Quizá por mi condición de iluso, de utópico, pero también por seguidor habitual de otra realidad, la de Milagros Pérez Oliva, Defensora del Lector en El País
2Las explotaciones a cielo abierto no son actividades compatibles con la conservación. Esta es sólo una de las muchas imágenes disponibles en la web para ilustrarlo. Wikipedia trata la actividad con cierto detalle.  

Otras reacciones al citado artículo, publicadas también en el Diario de León, después de escribir esta entrada:

– Rolando Rodríguez Muñoz: Minería y urogallos en Laciana
– La versión de Filón Verde: Los malos del carbón leonés

Y nota de prensa del 15/02/2012 de SEO/Birdlife y ACU

Y la anti-libertad, la anti-democracia, anti-cultura, tomando cuerpo, como tantas veces en la Historia en forma de “encapuchados”. Esos tipos son los únicos responsables de sus actos, pero creo que los medios de comunicación deben reflexionar sobre su papel en esta y similares historias.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De periodismo y medio ambiente

  1. Alto Sil dijo:

    No te extrañaría el titular del Diario de León si supieras que Victorino Alonso es accionista del periódico. Un saludo

  2. Pingback: Biólogo, forestal: si te encargan un censo, vete al bar | Cantabricus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s