Urogallos y pistas forestales

Por Mario Quevedo

En biología de la conservación es frecuente discutir los posibles efectos negativos de la humanización del hábitat sobre las especies de interés. Aparte de las actividades obviamente destructivas, aquellas que reducen la cantidad y calidad de hábitat disponible de forma significativa, existen otras cuyos efectos no siempre son directos. La apertura de pistas forestales es un ejemplo claro de estas últimas, puesto de manifiesto en numerosos estudios generales.

Recientemente un estudio llevado a cabo en Escocia (Summers et al. 2007) le ha puesto números a esos efectos indirectos de la presencia de pistas forestales sobre la pérdida de hábitat para el urogallo. Los autores encontraron que los urogallos utilizaban menos el hábitat cerca de las pistas (utilizadas por vehículos y excursionistas), y estimaron que el porcentaje del hábitat forestal evitado por los urogallos oscilaba entre 1 hectárea por cada 46 metros de pista y 1 ha por cada 82 metros de pista. Esos resultados se traducen en los bosques estudiados (Glenmore y Abernethy) en una disminución del hábitat efectivo entre el 21 y 41%.  

La referencia original es:

Summers RW, McFarlane J, Pearce-Higgins JW (2007) Measuring Avoidance by Capercaillies Tetrao Urogallus of Woodland Close to Tracks. Wildlife Biology 13:19-27

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Urogallos y pistas forestales

  1. Pingback: Urogallos y molestias humanas | Cantabricus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s